Saltar al contenido.

LQ

Prototipo de vehículo mostrado.

Desarrollando un vínculo emocional con su conductor

En el pasado, nuestro amor por los autos se basaba en su capacidad de llevarnos a lugares lejanos y posibilitar nuestras aventuras. Los avances de la tecnología nos dan el poder de asociar el estilo de vida de los consumidores a nuevas oportunidades de involucrarse y entusiasmarse. Con el LQ, Toyota se enorgullece en proponer un vehículo que puede ofrecer una experiencia personalizada, satisfacer las necesidades de movilidad únicas de cada conductor y crear un vínculo aun más fuerte entre el automóvil y el conductor.

Tren motriz Vehículo eléctrico a batería
Alcance de crucero del VE Aproximadamente 300 km
Capacidad 4

Yui - Experto en movilidad y agente de inteligencia artificial

El “LQ” es un prototipo de vehículo que saca partido a los avances tecnológicos para desarrollar un vínculo emocional entre el automóvil y el conductor, de acuerdo al lema central de desarrollo "aprender, crecer, amar". El LQ está equipado con capacidades de conducción automatizada y con "Yui" (You + I = Yui), un poderoso agente interactivo impulsado por inteligencia artificial, diseñado para que aprenda del conductor y ofrezca una experiencia de movilidad personalizada. El nombre "LQ" expresa la esperanza de Toyota de que este enfoque sea una señal ("cue", en inglés) para el desarrollo futuro de vehículos que mejoren la relación entre el automóvil y el conductor.

Tecnología diseñada para proporcionar seguridad, tranquilidad y una experiencia de movilidad confortable.

El LQ no sólo está equipado con una función de conducción automatizada equivalente al nivel 4 de SAE, sino que también posee un sistema de estacionamiento automatizado que otorga accesibilidad y practicidad. La pantalla de realidad aumentada (Augmented Reality Head-Up Display, AR-HUD) amplía el área de visualización de la información para el conductor, promoviendo la seguridad. El avanzado sistema de asientos del LQ consiste en múltiples cámaras de aire inflables y un sistema de aire acondicionado incorporados al asiento. Ambos ayudan a mantener al conductor despierto o relajado, dependiendo de la situación de manejo.

Comunicaciones intuitivas.

El LQ utiliza los sectores del techo y el piso como una plataforma de comunicación intuitiva para compartir información entre el vehículo y los pasajeros. Las luces integradas emplean distintos colores para indicar el modo de conducción manual o automática e iluminan distintas zonas, a la altura de los pies, para indicar a qué pasajero se dirige Yui. El LQ también puede comunicar datos, tales como el estado de la superficie del camino, a personas dentro y fuera del vehículo, mediante el dispositivo de microespejo digital (Digital Micromirror Device, DMD) instalado en las luces delanteras. El sistema puede activar un millón de espejos minúsculos incrustados para que proyecten figuras complejas en el camino por delante.

Diseño: De adentro hacia afuera.

La cabina del LQ está diseñada con una silueta futurista, proyectada hacia adelante, que coloca a Yui en el centro del panel de control y con líneas que fluyen desde el interior del vehículo y a lo largo del exterior. El interior minimalista es suave y elegante y contiene elementos clave, como orificios de ventilación del AA ocultos detrás de reguladores invisibles. La consola central, impresa en 3D, se refuerza mediante tecnología de diseño de optimización de la topología, que proporciona una solidez óptima y promueve un interior del vehículo avanzado, con menos estructuras de apoyo visibles para el conductor. Las puertas exteriores incluyen vidrio que se conecta de manera imperceptible con el interior del vehículo, creando un diseño integrado y elegante.

Encuesta del sitio

Después de ver este contenido, ¿consideras a Toyota como una empresa de movilidad?

Gracias.